Trucos para aumentar la velocidad de tu internet

Lunes, 25 de marzo de 2013 Por
Trucos para aumentar la velocidad de tu internet

Mucha gente piensa que tener una conexión rápida de banda ancha depende sólo del operador, sin embargo hay ciertos factores como la elección del navegador, un ordenador demasiado antiguo o la ubicación del Router en tu hogar que pueden influir. Te damos algunos trucos para aumentar la velocidad de internet.

Si no estás contento con la velocidad de tu conexión, te recomendamos lo siguiente trucos para mejorar la velocidad de tu internet.

1. Compara distintos navegadores

La mayoría de los usuarios utiliza el navegador que viene instalado en el ordenador, que generalmente es Internet Explorer junto con todo el paquete de Microsoft, pero después se olvidan de actualizarlo. Te aconsejamos que siempre utilices la última versión. Además, es altamente recomendable que instales otros navegadores y compares la velocidad. Por ejemplo, puedes probar Mozilla Firefox, Safari o Google Chrome y ver si se reduce el tiempo de descarga de una página web.

2. Configuración del Router

Es importante que leas atentamente el manual de tu Router porque siempre hay pequeñas modificaciones que puedes hacer. Si descubres que hay ciertas aplicaciones o programas que quieres usar y no puedes, no es tal vez un problema de conexión de tu banda ancha, si no que quizá necesites abrir un puerto del Router. Para abrir puertos tienes que ingresar tu dirección de Router en el navegador, después ingresas tu nombre de usuario y contraseña y accedes al servidor virtual o NAT desde donde puedes hacer estos cambios. Si tienes dudas puedes consultar tu Manual del Router o tutoriales en la web. Si bien no es tan difícil de hacer, ten en cuenta que abrir puertos es como si abrieras ventanas de tu casa, de alguna manera estás haciendo menos segura tu conexión a la red.

3. Asegúrate de que nadie utilice tu conexión

Comprueba que no estás compartiendo tu conexión con vecinos o personas que están en la calle y que podrían captar tu señal. Es indispensable que tengas tu contraseña para bloquear el acceso a tu red a usuarios no autorizados. Para ello verifica que tu Router tenga la encriptación WEP (en sus siglas en inglés, Wired Equivalent Privacy), que normalmente ya viene configurada en el Router por el proveedor y la encriptación WPA (en sus siglas en inglés, WIFI Protected Access), que significa Acceso Protegido WIFI y que surge para cubrir las deficiencias de seguridad de la encriptación WEP.

4. Comprueba los programas de ejecución simultánea

Muchos usuarios no saben que cuando abren una página web hay otros programas que se están ejecutando o actualizando simultáneamente y esto ralentiza la conexión. Si no sabes cuáles son los programas, puedes ir al administrador de tareas de Windows de tu ordenador para detener la ejecución. Para abrir el administrador de tareas pincha las teclas Ctrl + Alt + Supr y se abrirá una ventana donde verás cuál es el estado de las tareas. Puedes seleccionar las que estén inactivas y hacer clic en finalizar tarea. Si tienes una Mac puedes acceder al Monitor de Actividad, que está en Aplicaciones o Utilidades o bien puedes pinchar cmd+space para acceder a spotlight y allí tecleas monitor.

5. Cambia el Router

Es normal que utilices el Router de regalo que te ofrece tu proveedor, pero puedes considerar otros modelos de Routers que tienen mejores características y funciones. D-Link, Linksys, Netgear, Asus y Trendnet tienen una amplia gama de Routers que permiten una alta velocidad de transferencia de datos. Pero ten en cuenta que los equipos multifuncionales suelen tener un precio superior a los 70€.

6. Comprueba el estado de tu línea telefónica

Es importante porque de nada te valdrá tener un Router de última tecnología si las condiciones de tu línea telefónica no son buenas. En la mayoría de los casos, la instalación de ADSL es gratis y la realiza un técnico del proveedor de internet que has contratado, quien te informará del estado de tu línea. Asegúrate de que la línea esté en óptimas condiciones y ante cualquier avería consulta con tu operador.

7. Verifica que el módem esté cerca del PTR

Para evitar pérdidas en la calidad de la señal, es conveniente que tu Router-módem esté lo más cerca posible del punto de terminación de la red (PTR), que generalmente está a la entrada de tu domicilio. La ubicación del Router es muy importante, comprueba que no haya puertas y paredes que obstaculicen.

8. Conecta el Router a la roseta

Es mejor que conectes tu Router a la roseta, pero que no utilices conectores dobles en la misma roseta porque pueden ocasionar interferencias en la línea y es posible que se pierda velocidad.

9. Captura mejor la señal

No es una tarea fácil, pero si tu Router tiene una antena desmontable puedes cambiar la antena estándar que viene incorporada por otra que distribuya mejor la señal. Hay una amplia gama de antenas de uso interior que sirven para incrementar la potencia de tu señal Wifi.

10. Habla con tu operador

Si lo has probado todo y tu test de velocidad todavía no muestra los resultados esperados, es hora de hablar con tu operador y si no te da una respuesta satisfactoria, entonces podrías mirar opciones de otros proveedores. Puedes consultar nuestra comparativa de ADSL para encontrar el paquete que mejor se ajusta a tus necesidades.

Recuerda que también hay factores externos que escapan a tu control y que pueden incidir en la recepción de la señal, como la distancia de tu casa a la central del operador y los factores ambientales. Otro factor a tener en cuenta es que normalmente con los paquetes de ADSL no se llega a más del 70% de la velocidad contratada, al no tratarse de velocidad "real". Esto, en cambio, no ocurre con las ofertas de fibra óptica.



Ver comentarios