ADSL en vacaciones: paga menos y conéctate fuera

disfrutar de las vacaciones con internet

Te explicamos cómo puedes reducir tu factura de ADSL cuando te vas de vacaciones y al mismo tiempo tener internet en tu segunda residencia.

¿Te vas de vacaciones y no sabes qué hacer con tu ADSL? Por un lado, no quieres pagar la factura de internet si no lo vas a utilizar durante un tiempo. Y, por otro, te gustaría poder conectarte en tu segunda residencia o en el lugar al que vayas. Te proponemos algunas soluciones para que puedas ahorrar y al mismo tiempo seguir conectado.


Existen algunos métodos que puedes llevar a cabo para ahorrar en Internet algo de dinero durante el período vacacional. Puedes verlo en los siguientes apartados de nuestro artículo.

No pagar el ADSL en vacaciones o pagar menos

Empecemos resolviendo el primer problema. Si te vas de casa durante algún tiempo, ¿puedes dejar de pagar el ADSL en vacaciones? Dejar de pagar completamente tu factura es complicado. Pero sí hay alternativas para poder reducirla durante un tiempo.

Suspensión temporal del servicio

Por Ley, los consumidores pueden solicitar la suspensión temporal del servicio telefónico. Con esta opción sólo pagas la mitad de la cuota de línea (o cuota de abono), que varía en función de la compañía. Aunque esto no afecta al servicio de ADSL o TV, que se paga igual. Durante el tiempo de la suspensión, podemos recibir llamadas pero no realizarlas nosotros (excepto al 112 para emergencias).

La ventaja de la suspensión es que desactivamos parcialmente la línea pero sin perder el número de teléfono. Aunque hay que tener cuidado, porque podemos tener problemas con las permanencias. Si nuestra línea tiene condición de permanencia, el operador puede interpretar que la hemos incumplido y puede hacernos pagar la penalización.

Ten en cuenta también que, a veces, la baja y la reactivación tiene un coste. Y, por último, no dejes la línea suspendida más de tres meses, ya que la compañía puede darte completamente de baja.

Dar de baja algunos servicios

Dar de baja algunos servicios. Para ahorrar más, de forma alternativa o complementaria a la suspensión temporal, podemos añadir la baja en servicios como el ADSL o la TV. Aunque tendremos que tener igualmente cuidado con las permanencias y los costes de alta al reactivarlos después. En televisión de pago no suele haber permanencia, por lo que será el servicio más fácil de cancelar en vacaciones.

Cambiar a un paquete de Internet más barato

Por último, una alternativa a la baja de servicios, es cambiar a un paquete de internet más barato (con menos velocidad o menos canales, por ejemplo) durante el tiempo que estemos fuera. Aunque solo será posible si no tenemos permanencia en la oferta específica.

Llámanos

Con estas opciones reduciríamos la factura, aunque no dejaríamos de pagarla por completo. En algunas ocasiones, los operadores sí ofrecen suspensiones del servicio, pero es puntual. Comunícate con la compañía para ver si es posible o, si no, sigue los pasos anteriores.

ADSL en segunda residencia

Una vez que has reducido el gasto de tu conexión en tu hogar, quizás te interesa la posibilidad de contratar una conexión de Internet en tu casa de vacaciones.

  • Línea Vacaciones de Movistar. Movistar es el único operador que ofrece a sus clientes un producto para segundas residencias. Se llama Línea Vacaciones y nos permite tener otra línea que podemos activar o desactivar cuando queramos manteniendo el número.

    La cuota de alta e instalación es gratuita y tiene un compromiso de permanencia de 6 meses en el servicio de Línea Individual. El coste por incumplimiento es elevado: 101,08€. Tiene dos condiciones: debemos pagar un mínimo de tres cuotas al año (de 21,78 euros con IVA) y cada suspensión tiene un coste de 1,81 euros. La activación es gratuita, tal y como figura en el contrato.

    Pero Línea Vacaciones sólo hace referencia a la línea de teléfono. Para navegar por internet, debemos sumar un producto de banda ancha sobre esta línea. En este caso, se trataría del ADSL de Movistar. Es una conexión de 20 Mb de velocidad que no incluye ningún tipo de tarifa plana en llamadas y no tiene permanencia. Cuando nos demos de baja, hay que devolver el router.

Llámanos

  • ADSL sin permanencia. Una alternativa a la Línea Vacaciones de Movistar puede ser contratar una oferta de ADSL sin permanencia. Esto nos permite darnos de baja cuando queramos sin tener que pagar penalización. Hay que asegurarse de que la oferta también sea sin permanencia en caso de tener que activar o instalar nueva línea, que sería la situación de una segunda residencia que usamos de vez en cuando.

    En estos momentos, las únicas ofertas sin permanencia para altas nuevas son: ADSL de Jazztel y los combinados de ADSL y móvil de Movistar Fusión (sin permanencia en ADSL y con 3 meses de permanencia en caso de instalaciones de fibra).
  • Internet en casa 4G. En vez de tener un ADSL en casa, ¿no sería mejor tener una sola conexión que nos podamos llevar a todas partes? Precisamente ésa es la idea de las conexiones de internet en casa 4G. Es un router WiFi como siempre. Pero en vez de conectarse a una red fija, utilizan la red de datos móvil 3G o 4G (según cobertura). Por lo que durante la mayor parte del año la podemos usar en casa y en vacaciones, nos llevamos el router con nosotros. Los precios son similares a los del ADSL. El único inconveniente es que debemos contar con una cobertura móvil aceptable donde estemos y que hay un cierto límite de uso (aunque suficiente para la mayoría de usuarios). Aquí puedes conocer más sobre las conexiones de internet para casa con 4G.
  • Fibra óptica sin permanencia: Pocas opciones hay al respecto, pero en el caso de Lowi, tan solo deberás afrontar tres meses de permanencia. Si van a ser unas vacacaciones más largas, a partir de dos meses, tener este tipo de conexión te compensará no solo por su precio sino también por su diferencia de velocidad con respecto al ADSL.

4G en casa de Orange
VELOCIDAD
20/50Mb
TRÁFICO
50GB
PRECIO
34,95
al mes
PERMANENCIA: 12 meses
CUOTA DE LÍNEA: Incluida
ALTA DE LÍNEA: Gratis

Amena 4G en casa
VELOCIDAD
20-50Mb
TRÁFICO
40GB
PRECIO
29,95
al mes
PERMANENCIA: Sin permanencia
CUOTA DE LÍNEA: Incluida
ALTA DE LÍNEA: Gratis

FIBRA 100Mb
VELOCIDAD
100 Mb
FIBRA
SIN
fijo
PRECIO
29,95
al mes
PERMANENCIA: 3 meses
CUOTA DE LÍNEA: Incluida
ALTA DE LÍNEA: 70€

El ADSL de Jazztel y el 4G de Amena son ofertas sin permanencia. El 4G de Orange, a pesar de contar con 12 meses, permite llevarlo a cualquier parte, por lo que podrás darle uso en todas tus vacaciones.

Otras formas de conectarte en vacaciones

Si no planeas conectarte desde una segunda vivienda o te resulta caro, te damos algunas ideas para que igualmente puedas seguir conectado.

  • Utiliza tu Smartphone. Puedes contratar alguna de las tarifas de internet móvil (aquí hablamos de tarifas de datos ilimtitados) y después puedes usar tu móvil como router. Ten en cuenta que estas tarifas tienen un límite en la cantidad de páginas o archivos que puedes descargar. Lo mejor es que escojas una que, una vez alcanzado el consumo máximo de megas, se reduzca la velocidad. Así, cuando la agotes, podrás seguir navegando más despacio sin pagar más.
  • Utiliza un módem con internet móvil S.i crees que necesitas una conexión más robusta que la de un smartphone, puedes contratar una opción específica de banda ancha mediante internet móvil. A diferencia de las opciones de internet en casa 4G, en este caso se trataría de coger simplemente una SIM de datos y, en vez de introducirla en un móvil, usarla con un pincho USB que conectamos a nuestro ordenador.
  • Apela a la bondad de tus vecinos. Es lo más simple pero quizás lo más efectivo. Si donde estés te llega la señal Wifi de alguien cercano, quizás puedes proponer pagarle una pequeña cuota para compartir la conexión. Sólo necesitarás la contraseña para conectarte e intenta hacer un uso moderado para no saturar el ancho de banda.

Como ves, no hay un método específico para lidiar con tu ADSL en vacaciones. El caso más sencillo sería dar de baja algunos servicios en casa para intentar reducir tu factura y después contratar una oferta sin permanencia en nuestra segunda residencia. Alternativamente, podríamos coger una opción de internet en casa 4G que podamos usar en cualquier parte, y así no tener que preocuparnos por bajas o altas.

Facebook Comments