Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Cómo funciona la telefonía con Internet o VoIP?

Usted está aquí

Llamadas Internet

Con la telefonía con internet o VoIP podemos hacer llamadas a través de internet a un precio más barato de lo habitual. Nuestras conversaciones se digitalizan junto con nuestros e-mails y páginas webs. El servicio de VoIP más conocido es Skype, aunque no es el único ni siempre el más práctico.

Las ofertas de ADSL sin línea de teléfono (como el ADSL Pepephone) son en general más baratas porque no incluyen llamadas ni teléfono. Esto puede ser un importante inconveniente para algunos usuarios. Pero no todo está perdido, porque a través de la telefonía con internet (también conocida como VoIP o Voz IP) podemos tener una línea de teléfono. Además, podemos incluso conservar nuestro antiguo número de teléfono fijo.

Ventajas y desventajas

La principal ventaja de la telefonía con internet es que es muy barata. Si queremos contratar un número de fijo normal con el que recibir y hacer llamadas (un número geográfico), hay ofertas desde un par de euros al mes. Algunas empresas permiten incluso portar nuestro antiguo número de fijo y utilizarlo por internet. Luego podemos sumarle una tarifa plana a fijos nacionales e internacionales por otro par de euros. Así que en total tenemos un número de fijo con tarifa plana por menos de cinco euros al mes.

Otra ventaja es que nuestro número de fijo funciona en cualquier sitio donde tengamos acceso a Internet. En cualquier parte del mundo, en cuanto nos conectemos a internet, podemos recibir llamadas como si estuviéramos en España y podemos llamar con las mismas tarifas. Además, disfrutamos igualmente de servicios como contestador de llamadas (podemos recibir los mensajes en MP3 por e-mail) o desvío de llamadas.

El inconveniente de estos servicios es que la calidad de la llamada puede verse afectada por una saturación de la red. También, si hacemos llamadas internacionales o nuestro operador de VoIP no está en España, podemos notar algunos retardos (a esto se le conoce como latencia).

¿Cómo configurar un servicio VoIP?

Como la llamadas VoIP se canalizan a través de internet, hay una gran variedad de maneras de utilizar el servicio. La más simple es instalar en el ordenador un software para realizar y recibir llamadas (se les conoce como softphone). El inconveniente es que debemos tener siempre el ordenador encendido.

Con la popularización de los smartphones, una de las maneras más sencillas de utilizar un servicio de telefonía con internet es mediante una aplicación. Si lo que quieres  es tener tu número de fijo en el móvil, entonces deberás descargar la app de la compañía que te proporcione este servicio. También hay aplicaciones que pueden configurarse con distintas empresas de VoIP (si utilizan el sistema SIP).

Las compañías más importantes que ofrecen minutos de llamadas a través de este tipo de aplicaciones por voz IP son Amena y Tuenti. Esta última cuenta con su propia aplicación de llamadas, mientras que la compañía verde proporciona los minutos a través de la aplicación Libon.

  • Tuenti cuenta con minutos ilimitados desde la aplicación.
  • Amena, por su parte, cuenta con 60 minutos

Utiliza tu teléfono de siempre

Si, en cambio, lo que quieres es utilizar en casa un teléfono normal con tu servicio de telefonía con internet, hay varias opciones. Los precios son a partir de 50 euros.

  • Router VoIP. Hay routers que permiten conectar un teléfono fijo convencional y realizar llamadas mediante VoIP. Si el router de tu antiguo operador tiene conexión para teléfono, quizás puedas configurarlo para VoIP. Esto es porque en realidad la línea de teléfono de algunas ofertas de ADSL es VoIP.
Router VoIP de Orange Livebox
  • ATA VoIP (Adaptador de teléfono analógico). Es un pequeño aparato que se conecta al router. A éste, a su vez, conectamos varios teléfonos convencionales. Lo que hace es canalizar las llamadas de nuestros teléfonos a través de internet. Los modelos más habituales son el Linksys PAP2T (se puede encontrar en el mercado de segunda mano) y el Cisco SPA112.
  • Teléfono VoIP o SIP. Es un teléfono avanzado que se conecta directamente al router y que se configura para que realice las llamadas a través de la compañía VoIP que elijamos.

Skype o SIP

La mayoría de dispositivos de telefonía con internet funcionan con el sistema llamado SIP (equivalente al protocolo HTTP de las webs). Éste es también el sistema que utilizan la mayoría de operadores, por lo que en principio no habrá problemas de compatibilidad entre aparatos y servicios. La gran excepción es Skype, que utiliza un sistema propio y por lo tanto debemos comprar dispositivos específicos y homologados por la empresa.

Y para acabar, un truco. Si has consultado tarifas de telefonía con internet, quizás hayas visto que hay proveedores que son mejores para recibir llamadas (porque permiten portar tu número de fijo, como Netelip) y otros que son mejores para llamar (porque tienen tarifas más baratas, aunque no puedes llevar tu número de fijo, como OVH o Voipjumper). Lo que hacen algunos usuarios es configurar su dispositivo VoIP para recibir las llamadas con la primera compañía y realizarlas con la  segunda. De esta manera tienen su número de fijo español y disfrutan de las tarifas más baratas.

La conclusión es que si tienes una oferta de ADSL sin línea de teléfono y contratas un servicio de VoIP, puedes tener un teléfono fijo por unos pocos euros al mes. El inconveniente es que configurarlo no es siempre sencillo y a veces las llamadas no tienen tanta calidad como el fijo convencional. Aunque una vez lo tengas listo, podrás ahorrar en tus llamadas y llevar tu teléfono fijo hasta el fin del mundo. Siempre y cuando en el fin del mundo haya una conexión a internet.